Regreso

Como un preso que se sabe inocente,
como un notario instruido en errores,
la memoria registra
los blandos argumentos del anhelo.

Una idea, tenía mi nostalgia.

La soledad no existe en este lado de la cama.

Es tan sólo aparente el duelo del recuerdo.

No me hace falta recordar mi casa.
Ella viene por mí y me abre sus ojos.
Mi madre me canta una canción de cuna
en el oído.

Mi corazón escarba en un patio transparente,
un bullicio familiar derrama
esta revolución de la alegría.
No contiene
tanto esplendor de lluvia , la ventana

Hoy he vuelto a mi tierra.