Inmigrantes

La ausencia es fugaz. Menos que un beso.
Un modo de no estar y haber estado.
Es un corazón sin su costado.
La ausencia es una pausa. Sólo eso.

Es la buena memoria un inventario,
un nostálgico don del optimismo.
Y haciendo equilibrio sin abismo,
nos reímos de un tiempo sin horario.

Expertos en la luz , como al descuido,
insistiendo en que alguien nos absuelva
del sueño incansable del regreso.

La ausencia es un revuelo de anteayeres,
Y esas mismas palabras… “Cuando Vuelva”
Y esa misma esperanza. Sólo eso.