Espejismo

Esta tarde miré y había una vida por delante.
Algo de júbilo que parpadeó en el viento.
La mujeres gordas no engordaban
y los hombres no empapaban la acera con saliva.
No dormitaba el aburrimiento. Nada de eso.

Y llegó la noche . Un gato se suicidó en la basura.
y sospeché de la paz.
Mucha felicidad era.

Y a coro comenzaron otra vez a roncar los vecinos.